Experiencias de adoptantes. Lucía y Rafa: «El agradecimiento del animal está todos los días en sus ojos»

En este apartado os contamos las experiencias de nuestros adoptantes de Zarpas y Colmillos. Con sus vivencias, quizás podamos animar a alguien a adoptar y concienciar sobre la responsabilidad de abrir nuestra vida a un animal. Son historias reales de gente normal que tomó en su momento esa importante decisión. Hoy os presentamos a Lucía y Rafa, que decidieron poner en su camino a Tigre.

«Estaba en mi último día de trabajo, y dije que me gustaría adoptar un perrito para aumentar la familia ya que solo vivía con mi pareja y teníamos la recién ilusión de habernos independizado» – nos empieza contando la adoptante.

«Así que mi compañera que conocía a las socias de Zarpas me enseñó una foto de Tigre y decidí adoptarlo. Todo fue rápido y muy bien. Tigre nos ha dado mucho más de lo que nosotros le hemos podido dar a él. El agradecimiento del animal esta todos los días en sus ojos. Y eso hace que todo este proceso haya merecido la pena» – continúa.

«En 2018 decidimos dejar la casa donde vivíamos y mudarnos a un piso mejor. Mientras hacíamos las cajas de mudanza y le comentaba a Tigre que nos íbamos a otro lugar… De repente no le vi. Al rato de buscarle, le vimos metido en una caja y su mirada lo decía todo ‘no os olvidéis de mi’» – nos cuenta como curiosidad Lucía.

¡Muchas gracias, Lucía y Rafa por compartir vuestra experiencia de una manera tan transparente y gracias ante todo por adoptar!

Si has leído hasta aquí quizá sea porque también quieres vivir esa experiencia y estás pensando en adoptar a alguno de nuestros zarpitos/as. Si crees que estás preparado/a para esa responsabilidad, puedes consultar los animales de nuestra protectora que están esperando una familia que los quiera para siempre.

También puede ser que te hayan entrado ganas de ser casa de acogida, y en estos momentos son más necesarias que nunca, ¿nos echas una zarpa acogiendo a un peludo?

Deja un comentario

Your email address will not be published.