Cómo hacer que tu gato beba más agua

Llega el verano y, con él, uno de los problemas más frecuentes en gatos: la deshidratación. Es posible que hayas notado que tu gato no bebe suficiente agua, y es que los gatos son muy maniáticos a la hora de beber. ¿Quieres saber cómo hacer que beba más y mejorar su salud? ¡Te lo contamos!

La deshidratación en gatos

Aunque los gatos tengan fama de que no les gusta el agua, esto no se aplica a la hora de beber. Los gatos tienen una composición muy alta en agua, alrededor del 60-70%, y necesitan beber para mantener el equilibrio natural de su cuerpo. Con el calor, los gatos corren peligro de deshidratarse tanto como los humanos. Tu bigotudo amigo probablemente está deshidratado si presenta los siguientes síntomas:

  • Está aletargado y desanimado.
  • Tiene la boca seca y los labios pegados.
  • Tiene los ojos hundidos.
  • Está estreñido (si maúlla cuando va al arenero, es probable que le duela hacer caca y esté estreñido).
  • Ha perdido elasticidad en la piel (pégale un pellizco suave: la piel debería volver a su lugar inmediatamente cuando sueltes).

Si tu gato presenta estos síntomas, ¡acude al veterinario! Llegados a este punto no es suficiente con que beba agua, para evitar daños en su cuerpo es necesario que reciba asistencia médica.

Hermione es lista combate el calor en un sitio fresquito y del que sale agua: ¡plan perfecto!

¿Cuánto debe beber un gato habitualmente?

Que un gato consuma poca agua rutinariamente puede llevarle a infecciones de orina o problemas de hígado y riñones a largo plazo. Ten en cuenta que un gato debe beber unos 50ml por kg de peso, es decir: aproximadamente un vaso de agua al día para un gato de unos 3kg de peso.

Debes vigilar el bebedero de tu gato todos los días para comprobar que el volumen del agua que le pones disminuye y determinar si se está hidratando correctamente.

Mi gato bebe poco: ¿cómo hago que beba más?

Los gatos son muy maniáticos con el agua que consumen: esto es así. No les gusta el agua estancada ni que tenga sabores raros, y pueden incluso tener preferencias sobre el lugar donde se sitúe el bebedero.

Dorado busca el agua en su origen: la bañera

Estas son las claves a tener en cuenta:

  • Evita usar bebederos de plástico, ya que este material tiende a coger sabor tras unos cuantos usos. ¡Prueba con los metálicos, que además conservan el agua más fresquita!
  • Cámbiale el agua un par de veces al día: evitarás que esté sucia y que coja sabores.
  • Ponle la comida en un lugar distinto al agua: muchos gatos prefieren beber en un punto distinto, por lo que los comederos tipo dúo no son recomendables.
  • Coloca varios bebederos por la casa, le llamará más la atención y estimulará su sed.
  • Si hace mucho calor, puedes echar un hielo o dos en su cuenco, ¡verás cómo te lo agradece!
  • A los gatos les encanta el agua corriente y muchas veces le pillarás bebiendo del plato de la ducha o del grifo del lavabo. Por eso puedes comprarle una fuente que mantenga el agua corriendo continuamente: en función de tu bolsillo las hay más baratas o caras (aproximadamente entre 10€ y 50€), y varían principalmente en el ruido que hacen. Te dejamos enlaces a dos de ellass: esta de aliexpress es muy económica y sólo vale 15.21€ con envío incluido, mientras que esta de amazon cuesta 38.85€, es muy silenciosa y tiene sensor por infrarrojos

Por último, recuerda que los estudios más recientes recomiendan compaginar la dieta húmeda con el pienso. Tres o cuatro veces a la semana como mínimo dale su ración de latita y conseguirás que esté mejor hidratado. Si no consigues que tu gato beba agua, aumentar la dosis de comida húmeda puede ser una solución deliciosa para ellos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.