Experiencias de adoptantes. Mary Luz: «Deseo que todo el mundo ponga un peludín en su vida»

¡Volvemos con las experiencias de adoptantes!

Os recordamos que en este rinconcito os contaremos las experiencias de familias que hayan incorporado a algún zarpito o zarpita a su familia. Seguimos así con los artículos de la sección prima hermana de la ya archi-conocida serie de experiencias de casas de acogida. Hoy María Luz junto Leonard y Lunares serán nuestros protagonistas.

Además, nuestro precioso Tonic está en acogida con esta familia, podréis verle en muchas fotos también 🙂

Pregunta.- ¿Qué os llevó a tomar la decisión de adoptar?

Respuesta.- Yo ya tenía una perrita, llamada Sira, y pensé en darle un compañero de vida, esta vez un gatete. Estuve mirando fotos y vídeos de la asociación… y me enamoré perdidamente de Leonard. Recuerdo que al principio tenía mis dudas sobre juntar un perrete y un gato. Es algo “popular” hablar de que a veces no se llevan bien.

Cuando vi lo bien que congeniaban, todo mereció la pena. ¡No ha habido ningún día que me haya arrepentido de adoptar!

P.-¿Cómo llegaste a conocer a Leonard, Lunares y la Asociación?

R.-Conocí a Zarpas y Colmillos a través de mi veterinario, Pets. Llevé a mi perrita Sira y allí me estuvieron hablando de ellos y su labor. Ahí comencé a buscar al compañero de mi Sira.

P.- ¿Teníais algún miedo o freno?

R.-Recuerdo que al principio tenía mis dudas sobre juntar un perrete y un gato. Es algo que todo el mundo “sabe”, que el perro y el gato a veces no se llevan muy bien. Entonces quería probar, yo tenía una perrita, venía un gato… quería ver cómo se llevaban bien los bichines y cómo se adaptaban.

P.- ¿Cómo fue el proceso de adopción?

R.- Hablé con las chicas de Zarpas sobre las dudas que me generaba juntar los dos mundos, pero tenía muchas gas de hacerlo. Ellas me dieron la opción de tener a Leonard de acogida, para ver cómo iba la convivencia de los bichines. Si salía bien, tenía claro que lo adoptaría.

Así fue. Fui a conocer a Leonard, me lo traje a casa y  la verdad que se aceptaron bien, sin mayor problema. Así que ¡lo adopté!

P.- ¿Qué tal fue la adaptación y primeros días de Leonard y Lunares?

R.- Leonard es un gato tranquilo, tímido. Y después está Lunares, que es un gatoperro: es muy sociable, aventurero, le encanta la gente, siempre que viene alguien sale a curiosear. Leonard prefiere quedarse tranquilo debajo de la cama, y cuando se va la gente, ¡vuelve a salir!. Lo mejor es que se complementan perfectamente. Tan hermanos que son a veces tienen riñas como tal, siempre jugando, claro.

P.- ¿Cómo es la vida ahora con Leonard y Lunares?

R.- La relación de ambos con mi perrita, Sira, es muy buena, no ha habido ningún problema. Somos una familia. Solo tienen sus momentos cuando alguno de los gatos intentan meter la cabeza en su comedero, pero no son más que roces “de la convivencia”. De hecho, duermen juntos, ¡está claro que se llevan genial!

P.- ¿Qué consejo le daríais a otras familias que desean adoptar?

R.- La experiencia es maravillosa, es de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. De hecho, a raíz de esto, decidí involucrarme más con Zarpas y Colmillos. Ahora mismo tengo conmigo de acogida a Tonic, y como veis es súper sociable y guapo, ¡así que a adoptar!

Deseo que todo el mundo ponga un peludín en su vida. ¡¡Es muy, muy, muy gratificante!!

Si has leído hasta aquí quizá sea porque también quieres vivir esa experiencia y estás pensando en adoptar a alguno de nuestros zarpitos/as. Si crees que estás preparado/a para esa responsabilidad, puedes consultar los animales de nuestra protectora que están esperando una familia que los quiera para siempre.

También puede ser que te hayan entrado ganas de ser casa de acogida, en estos momentos son más necesarias que nunca, ¿nos echas una zarpa acogiendo a un peludo? 

Deja un comentario

Your email address will not be published.